Revista Salud, consejos y noticias para una vida sana

Magazine Revista Salud, información y consejos para una vida sana

Category: Medicina Psicosomatica

hierbas medicinales contra el estres

Hierbas medicinales para reducir el estrés y la ansiedad

La sociedad, hoy más que nunca, tiene un ritmo que a muchos les cuesta llevar, y quienes logran llevarlo terminan completamente agotados y con problemas de salud que derivan justamente de esta actividad tan agobiante. Es completamente normal que perdamos la cabeza por todos los problemas, obligaciones, presiones y los estímulos sin parar que recibimos a cada minuto, lo que nos deja estresados y con una buena carga de ansiedad a nuestras espaldas.

hierbas medicinales contra el estres

Nuestra salud mental es tan importante como nuestra salud física y es completamente vinculante. Si no tenemos una buena salud mental, esto se verá reflejado directamente en nuestra salud física, y no podremos aliviarnos si no nos ocupamos de esto primero. Sea cual sea la causa, se puede curar el síntoma y no hay que recurrir a complicados tratamientos que harán que pierdas buenas sumas de dinero cuando puedes aprovechar las bondades que nos ofrece la naturaleza, haciendo uso de distintas hierbas que te ayudarán a tranquilizar los nervios disminuyendo tu estrés y ansiedad.

Ginseng

Esta es una hierba vital de la medicina tradicional china ya que ayuda a equilibrar nuestro organismo. Aunque se cree que es una hierba que produce nerviosismo y excitación por estimular a personas deprimidas o que sufren de fatiga crónica, en realidad produce un efecto sedante en las personas estresadas o ansiosas. Lo más recomendado es consumir el ginseng en forma de tintura, es decir, en su extracto puto conservado con alcohol y agua. Solo habrá que diluir algunas gotas en un vaso de agua, jugo o té y esperar que haga sus efectos.

Albahaca

Todos conocemos las propiedades culinarias que tiene para ofrecer la albahaca, pero poco sabemos sobre los poderes tranquilizantes de esta hierba aromática. La albahaca cuenta con propiedades digestivas, por lo que un té de albahaca resulta excelente al terminar de comer para poder pasar mejor los alimentos, pero también relaja el sistema nervioso y permite que descansemos mejor, especialmente al momento de aliviar los “nervios del estómago”. Así que un té después de la cena es la opción perfecta si sufres de estrés o de ansiedad.

hierbas medicinales contra la ansiedad

Toronjil

El toronjil o la melisa es una planta increíblemente rica en polen. De hecho, justamente de este rasgo viene su nombre, ya que abeja en griego es “melisa” y su cantidad de polen hace que atraiga notablemente a estos insectos. El toronjil es usado generalmente como un excelente relajante usado para curar problemas relacionados con el estrés, la ansiedad o el insomnio. De igual forma el toronjil cuenta con efectos antiespasmódicos, por lo que es recomendado para personas que practican deportes por tiempo prolongado o para quienes realizan esfuerzos físicos notables. Además, por si todo esto fuera poco, la melisa también tiene propiedades que la convierten un remedio ideal para aliviar los espasmos estomacales. Un té con las hojas de esta hierba antes de dormir será la medicina ideal si el estrés de tu rutina diaria no te permite conciliar el sueño.

medicina psicosomatica

¿Qué es la Medicina Psicosomática?

 

La medicina psicosomática ha sido definida desde el comienzo como una especialidad que va más allá de las especialidades recortadas, tomando una actitud peculiar frente a los distintos tipos de enfermos, considerando a la persona desde un punto de vista antropológico común en el que se atienden las tres dimensiones principales de su ser, es decir, la dimensión biológica, la dimensión psicológica y la dimensión social.

Esta medicina tiene como objetivo principal poder asistir un conjunto de situaciones clínicas y síndromes que ocupan un espacio que se extiende entre los campos de la medicina funcional y la psiquiatría, por lo que los enfermos en este punto requieren una asistencia clínica que logre abordar una actitud orgánica y con enfoques psicológicos relevantes para el paciente.

medicina psicosomatica

Algo que se ha notado dentro de la medicina psicosomática en los años recientes es que la cantidad de “enfermos funcionales” es algo que ha ido aumentando con el paso del tiempo. La respuesta a la pregunta de por qué ha estado ocurriendo esto se puede dividir en cuatro factores esenciales que condicionan este asunto:

  1. Puede deberse a que hay un mejor conocimiento diagnóstico, lo que posibilita un despistaje precoz del paciente en una manera auténtica de prevención secundaria.

  2. También se puede deber a un incremento de la longevidad de la población con una mayor incidencia en la tercera edad de estas enfermedades psicosomáticas.

  3. Es posible que haya un aumento de las enfermedades funcionales en general, especialmente depresiones ocultas en cierto nivel provocadas por la tensión de la rutina actual, la competitividad a la que se nos somete en la sociedad, la soledad que provoca la era digital en muchas personas o la fácil exposición a pérdidas afectivas.

  4. Finalmente el último factor a considerar son los cuadros genuinamente orgánicos que incluyen el componente psicosomático y ansioso-depresivo, provocado probablemente porque las personas en la actualidad tienden a valorar cada vez más su bienestar físico, haciendo que su pérdida se viva peor.

El diagnóstico psicosomático

El diagnóstico de los enfermos psicosomáticos no siempre es algo sencillo, ya que hay tres supuestos posibles que pueden ocurrir. En primer lugar se precisa el diagnóstico de distonía neurovegetativa, siendo el enfermo tratado con psicofármacos y siendo sometido a un riguroso régimen alimentario acompañado de un cambio de estilo de vida de manera conservadora y acertada. En segundo lugar se puede tratar de encuadrar el caso dentro de un síndrome definido en la patología general, formando las características originales de aquel. Finalmente el diagnóstico puede ser centrado en el aparato psíquico de manera exclusiva, etiquetando así al paciente de neurosis de angustia somatizada o histeria de conversión.

Debido a estos supuestos la única manera de lograr conseguir un diagnóstico correcto es que se tome la medicina psicosomática para abordar los tipos de patologías limítrofes entre la medicina general y la psiquiatría, pero siempre prevaleciendo la actitud médica, por supuesto, de manera tal que el profesional considere toda etiología y terapéutica de la enfermedad, pero tomando en cuenta a su vez las diferentes dimensiones que influyen en el paciente.

Con la colaboración de Revista Salud

Creación de páginas web Por Explotación Web