El término “medicina reproductiva” es el que se usa para denominar a la especialidad de la medicina que se dedica a abordar la reproducción humana a partir de un punto de vista amplio, dinámico y multidisciplinario. Con este objetivo en mente la medicina reproductiva toma en cuenta el desarrollo, la madurez, la declinación y muchas otras condiciones que afectan la capacidad de reproducción de una persona a lo largo de todas y cada una de las etapas de su vida.

Por lo general el proceso de la reproducción desde la medicina reproductiva puede darse de dos maneras:

Reproducción natural

Una de estas es la reproducción natural, es decir, ese complejo proceso que depende de la interacción oportuna de muchos sistemas del organismo al mismo tiempo. A decir verdad la eficacia de la reproducción natural de los humanos es bastante baja cuando se compara con otras especies de mamíferos. Se estima que en cada ovulación solo 2 de cada 10 parejas normales que mantienen relaciones sexuales en el momento adecuado lograrán tener un hijo.

Para que la reproducción natural pueda llevarse a cabo, se necesita de una integridad morfológica de las gametas femeninas y masculinas producidas en los órganos reproductores de ambos participantes, además del correcto funcionamiento de las hormonas, las cuales regulan distintas funciones relativas a la fecundación.

medicina reproductiva

Desde la medicina reproductiva se ayuda a abordar las problemáticas de la infertilidad y la subfertilidad en sus diversos matices, detectando causas y logrando eventualmente determinar los tratamientos que deben seguirse, buscando en todo momento el bienestar de la pareja partiendo del apoyo para lograr cumplir con el anhelo de dar a luz un hijo.

¿Qué es la reproducción asistida?

Por otro lado se encuentra la reproducción asistida, que es la alternativa a la reproducción natural a la que muchas parejas asisten al presentar alteraciones de distinto grado en su fertilidad. Esto es cuando una pareja mantiene relaciones sexuales de forma regular sin la utilización de métodos anticonceptivos durante todo un año y no llega a lograr el embarazo. En este punto se considera que la pareja tiene problemas para concebir. Esto suele ocurrir en aproximadamente el 10 a 15 por ciento de las parejas en edad reproductiva.

En un 30 por ciento las causas para las alteraciones en la concepción son por causas de la mujer, en un 30 por ciento las causas se deben al hombre, en otro 30 por ciento las causas son combinadas, mientras que en el 10 por ciento que resta se le conoce como ESCA (esterilidad sin causa aparente), ya que las causas no pueden ser adjudicadas a ninguno de los primeros casos.

medicina reproductiva

La medicina reproductiva evalúa todos los factores relacionados con la fertilidad, comenzando por un estudio rápido y simultáneo de ambos miembros de la pareja. Luego hay muchos factores que influyen en la celeridad del diagnóstico y el inicio de los tratamientos, como es la edad de los pacientes. Un correcto diagnóstico permitirá comenzar con un tratamiento apropiado, que puede ser medicamentoso, quirúrgico o de reproducción asistida para aproximar las gametas en un laboratorio.