El ejercicio no solo es una de las fuentes principales para quemar grasa si obtener energía, este también puede ayudar a fortalecer la memoria ya que mediante un estudio realizado por el Instituto de Tecnología de Georgia es los Estados Unidos ha revelado que hacer ejercicio por lo menos 20 minutos al día puede ser beneficioso para la mayoría a largo plazo. Este ha sido publicado en un acta que lleva el nombre de “Psychologica”.

Este estudio tuvo la participación de 46 personas entre las cuales 29 de ellas eran mujeres y 17 era hombres. Estos fueron distribuidos en diferentes grupos en el cual estos se dividieron entre los llamados activos y pasivos. Para este experimento los voluntarios fueron sometidos a una serie de 90 imágenes en donde se calificaron entre positivas, negativas y neutrales con la simple idea de que las personas pudieran recordar la cantidad de imágenes posibles.

Ejercicio anaeróbico para mejorar la memoria

Luego de estos los voluntarios que se encontraban en el grupo de los activos tuvieron que realizar una serie de ejercicios en un gimnasio que consistía en estirar y flexionar la pierna por lo menos 50 veces cada una con una máquina que era especial para este proceso en donde los pacientes fueron monitoreados por medio de una especie de control tanto en la presión arterial como en la cardíaca.

Posteriormente se le volvió a realizar la visualización de las imágenes en donde en esta ocasión se cambiaron de posición y además se le agregaron la misma cantidad de nuevas imágenes que no habían visto con anterioridad para que los voluntarios intentaran recordar de nuevo tantas imágenes como les fuera posible. De esta manera se puedo estimar que por medio del ejercicio si se puede crear una evidente mejora en la memoria de los voluntarios que fueron considerados como activos ya que pudieron recordar un 60% de las imágenes a diferencia de los pasivos que no realizaron ninguna actividad física y solo llegaron a recordar el 50% de las imágenes.

Ejercicio para mejorar la memoria

De esta forma se puede definir que el cerebro necesita de cierta actividad física para oxigenarse y de esta manera contar con una mejora en la memoria ya que este estudio pudo comprobar que cierta cantidad de ejercicio realizado comporta una posible mejora en la memoria de las personas que fueron consideradas como activas a diferencia de las pasivas. Creando una relación entre el ejercicio y la salud mental de las personas.

De esta manera se puede llegar a comprobar que la salud física va de la mano con la mental ya que se necesita un poco de cada una para mejorar la memoria y es que gracias a los estudios realizados por estos expertos se ha llegado a determinar que el sedentarismo no solo es nocivo para el cuerpo sino que también lo es para el cerebro ya que aquellos que no lo realizan pueden llegar a tener poca memoria y la tendencia de olvidar ciertos factores como recados o acciones que estaban por hacer pero que ya no recuerda.