La medicina antienvejecimiento suena a un tema de creencias más que un tema de hechos con bases fundamentadas en datos científicos, pero no es una mentira ni está cerca de serlo. Por el contrario, la medicina antienvejecimiento se trata de un sistema integral que estudia el avance y la degeneración natural de las personas, aplicando de esta manera tratamientos que dilatan el envejecimiento de los órganos para poder retrasar los signos de la edad.

No es nada nuevo, de hecho fue creada en la década de los años 50, cuando se le comenzó a dar una verdadera importancia al aumento de la expectativa de vida de las personas en general. Justamente con el foco en este punto se ha convertido en una razón importante para brindar una mejor atención a lo largo del tiempo.

La medicina antienvejecimiento, aunque muchos anuncios hablen de este tema utilizando esas palabras, no busca detener el paso del tiempo en el cuerpo de las personas, ni cree que esto es algo que se puede lograr. Lo que sí se puede lograr en cambio es aminorar los signos de la vejez, manteniendo la frescura y la lozanía de la juventud. No se limita únicamente a los tratamientos físicos o estéticos, sino que también busca mantener la mente activa y abierta en todo momento a las nuevas experiencias.

medicina antienvejecimiento

Si bien el declive físico es algo que comienza principalmente en la tercera década de la vida de las personas, esto es algo totalmente subjetivo y que se acomoda a las necesidades de cada quien. Además de las necesidades, del estilo de vida. Es probable que una persona que hace una buena cantidad de ejercicio físico, que comen sano y que no transita por la vida plagado de estrés tenga mayores probabilidades de iniciar un tratamiento de medicina antienvejecimiento mucho más tarde en su vida. Es por esto que se recomienda la consulta con especialistas que puedan determinar el momento en el que la aplicación de esta medicina sea necesario.

Prácticas de la medicina antienvejecimiento

La medicina antiedad tiene como objetivo principal la reducción de toxinas que bloquean el funcionamiento normal de los órganos, manteniendo el cuerpo limpio. La limpieza del colon es una de las prácticas más conocidas de la medicina antienvejecimiento. Consiste en ingresar una gran cantidad de agua en el cuerpo para limpiar las vísceras. No es un procedimiento doloroso y los efectos son prácticamente inmediatos.

medicina antienvejecimiento

De igual forma puede que hayas escuchado hablar del drenaje linfático y los masajes que forman parte de los tratamientos. Además algo que se ha ido popularizando es la vacuna antiedad, que si bien no es un elixir milagroso, sí proporciona una gran cantidad de minerales y vitaminas. Adicionalmente en los últimos años se ha incorporado el pediluvio iónico, un tratamiento en el que los pies se colocan en una bañera y así se extraen las toxinas del cuerpo. Todo esto irá acompañado de dietas sanas y estilos de vida relajados, pero la medicina antienvejecimiento es un excelente complemento para reducir el impacto del tiempo.