La tos puede estar provocada por muchas razones. Puede ser una infección bacteriana, un virus, el polvo, el polen, u otras tantas sustancias que pueden llegar a irritar las terminaciones nerviosas en las vías respiratorias, haciendo que el cuerpo busque alguna manera de liberar dichas sustancias y poder limpiar los pasajes a través de la tos.

consejos naturales para curar la tos

Si bien la tos es un síntoma, no una enfermedad, puede ser el signo de que se padece una enfermedad seria cuando la tos se vuelve crónica, es decir, que no se detiene y únicamente empeora con el tiempo. Pero la mayoría de las veces más que ser un evento de salud, es simplemente una molestia.

remedios naturales para la tos

Es por esta razón que no necesitas perder dinero cada vez que tengas tos corriendo a la farmacia a comprar un medicamento, especialmente cuando llueven los medicamentos caseros que funcionan de manera óptima, en algunos casos se podría debatir que los resultados son incluso mejores que los de algunas combinaciones farmacéuticas. Para ayudarte a librarte de esa tos tan molesta y al mismo tiempo ahorrarte algo de dinero, te daremos algunos de los mejores remedios caseros que encontrarás:

  1. Jarabe de miel: Hay evidencia científica de que la miel tiene resultados efectivos en el tratamiento de la tos y la garganta irritada. Puedes tomarla sola o puedes mezclarla con jugo de limón y un poco de aceite de coco.

  2. Un baño caliente: Esto siempre es una buena respuesta. Abres el agua caliente, cierras las ventanas y apagas cualquier aparato que produzca una corriente de agua. El vapor suavizará tus vías respiratorias y aliviará la congestión nasal además de aflojar las flemas atrapadas en la garganta y los pulmones. Es importante notar que si sufres de asma, el vapor puede llegar a exacerbar la tos.

  3. Té de pimienta negra y miel: Algo que puedes intentar para la tos húmeda es este remedio casero. La pimienta estimula la circulación y el flujo de flemas, mientras que la miel, como hemos mencionado anteriormente, es un alivio natural de la tos. Solo necesitarás una cucharadita de pimienta fresca y dos cucharadas de miel. Colocas los ingredientes una casa y la llenas con agua hirviendo, dejas que actúe y se mezcle todo, luego cuelas la bebida y bebes. Si sufres de gastritis este remedio casero no se recomienda en ningún caso.

  4. Jengibre: El jengibre tiene un sinfín de propiedades medicinales que han sido aprovechadas desde la antigüedad, pero lo más importante en el caso de lo que hemos venido comentando es que el jengibre tiene capacidades antihistamínicas y descongestionantes, por lo que cómodamente puedes hacer con rebanadas de jengibre fresco en agua hirviendo, agregar un poco de miel y limón, y olvidarte de esta molesta tos.

  5. Té de tomillo: El tomillo es un gran aliado en el tratamiento contra la tos y las infecciones respiratorias en general. Solo hay que remojar unas cuantas hojas machacadas de tomillo en agua hirviendo, colar, añadir miel y limón, y beber.