Hoy es 21 de Septiembre y como cada año se conmemora el Día Mundial del Alzheimer. El alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que afecta a más de un millón de personas tan sólo en España.

Las asociaciones de enfermos y familiares de alzheimer más importantes de la península (CEAFA y federaciones asociadas) organizan durante el día de hoy numerosos actos enfocados tanto a la información como a la sensibilización de la población frente a esta enfermedad.

“Sigo siendo yo” lema del Día Mundial del Alzheimer

El lema de este año en la campaña de información y sensibilización, va dirigido a las familias con un enfermo en la fase inicial de la enfermedad, dando a entender que los pacientes aún tienen conciencia y autonomía necesaria para tomar decisiones y que el problema se debe abordar de manera conjunta (paciente, familia y cuidadores).

Con el lema “Sigo siendo yo” se reivindica que la persona afectada por la enfermedad de alzheimer continúa teniendo una identidad única que la define como la persona que ha sido, es y será. Pese a que el Alzheimer es una enfermedad terrible que puede acabar borrando los recuerdos de la persona, se recuerda que la memoria colectiva de las personas que rodean a la persona enferma aún puede recordar muchas cosas sobre ella, y que por tanto, la falta de recuerdos de una persona enferma no quiere decir que la historia del paciente haya desaparecido, ni sus valores, ni su dignidad; pues permanecen en la memoria colectiva de aquellos que le conocen.

Diagnóstico precoz del Alzheimer

Desde CEAFA (Conferderación Española de Asociaciones de Familiares de personas con Alzheimer y otras demencias) se quiere remarcar que el diagnóstico de Alzheimer no define una nueva persona sino que define una nueva condición de la persona.

Teniendo en cuenta que aproximadamente el 10% de las personas diagnosticadas están por debajo de los 65 años, en el Día Mundial del Alzheimer se quiere resaltar la importancia que tiene el diagnóstico precoz de la enfermedad de Alzheimer de cara a afrontar la enfermedad con mayores opciones de periodos de calidad de vida aceptables.

El cambio en la perspectiva desde la que familiares, cuidadores y personal médico atienden a la persona enferma hará que ésta sea sujeto activo en los diferentes ámbitos vitales (familia, sociedad, trabajo) y por lo tanto capaz de decidir qué atenciones y qué tratamientos va a desear en adelante.

El enfermo de Alzheimer es parte de la sociedad

Estamos en la necesidad de que la sociedad no sea excluyente de aquellas personas a las que se considera enfermas, pues es un hecho demostrado (no sólo con pacientes de Alzheimer) que el mantener una vida social activa influye positivamente en la progresión de la enfermedad.

Día mundial del Alzheimer

El paciente con un diagnóstico en las primeras fases de la enfermedad es una persona que, aún con limitaciones, es totalmente válida para ser un miembro activo en la sociedad, en la familia y en el trabajo. La exclusión de estos ámbitos, al considerarlo un “enfermo”, tan sólo contribuye a mermar la propia autoestima del paciente y a aumentar su frustración. La persona con alzheimer debe ser el protagonista de su propia vida y decidir el camino a seguir (sí, junto a la familia, terapeutas y cuidadores) pero sin que decidan por él.

Si te encuentras en la situación que tienes un familiar o un amigo que padece la enfermedad, pregunta al experto sobre Alzheimer, un equipo de los mejores especialistas nacionales te asesorarán.