¿Qué es la toxina botulínica?

En el mundo de los procedimientos estéticos una de las palabras que más resuena es el botox, conocido bajo el nombre científico de  toxina botulínica del tipo A, siendo está una de las siete tipos que puede existir, lleva el nombre de la primera marca que la comenzó a comercializar.

Esta no es más que una neurotóxina que es producida por la bacteria Clostridium Botalium y que se utiliza para tratar problemas sobre el estrabismo. Desde el año 2002, que se aprobó su uso en Estados Unidos, ha comenzado utilizarse en diferentes aplicaciones terapéuticas y también se extendió al mundo de lo cosmético y es por eso que el botox se ha vuelto tan popular y utilizado en la mayoría de las personas que buscan tapar imperfecciones en su rostro y mejorar su aspecto por medio de inyecciones que aunque pueden ser dolorosas también son efectivas.

tratamiento botox

Propiedades y riesgos del botox

Cuenta con propiedades que le permiten paralizar la musculatura en donde se aplique, por lo tanto puede ser empleada no solamente en medicina estética sino que también para tratar diferentes enfermedades (tratamiento para disminuir los síntomas de la migraña), aunque su uso más popular es la estética.

La toxina botulínica es peligrosa y puede causar la muerte de las personas si es utilizada en grandes cantidades, pero mientras se utilice en pequeñas dosis no resulta nociva para las personas. Aun así, es importante que a la hora de aplicar el botox se cuente con la ayuda de profesionales que estén capacitados para realizar este procedimiento; a su vez, el efecto del bótox en los músculos faciales es de, aproximadamente, 6 meses.

El tratamiento estético con botox es un procedimiento que se ha vuelto muy popular y que ha ido ganando cada vez más importancia en el mundo de la estética ya que en la mayoría de los casos son utilizados por personas que buscan detener en paso del tiempo y cubrir alguna que otras imperfecciones. Son ideales para cubrir las arrugas que aparecen en el ceño o la frente, estando prohibido su uso para los labios y alrededor de la boca.

En sí, el botox no elimina la arruga, sino que paraliza la contracción del músculo que realiza la expresión facial; por este motivo no es efectivo para reducir arrugas debidas a la gravedad o el envejecimiento de la piel.

Un exceso de este tratamiento puede llegar a terminar no solo en complicaciones para la salud sino que también puede transformar de forma directa y completamente el rostro de una persona y aunque hay que tener en cuenta que el efecto dura no más de seis meses, este proceso puede ser permanente ya que se le está introduciendo al cuerpo de la persona un ente extraño que puede generar alergias o erupciones.

Entre los principales inconvenientes que pueden aparecer con la utilización del botox es el hecho de que las personas si no acuden a buscar la ayuda de un profesional calificado para que le inyecte este material podría ser engañado y aquellos que no cuentan con una licencia médica podrían inyectarles productos como el plástico, goma y otros derivados que pueden tener el mismo aspecto del botox pero que pueden ser nocivos para la salud y la belleza; o bien inyectarle botox y pinchar un músculo que no debían, quedando la expresión facial disminuída o asimétrica.

¿Es recomendable el botox?

Como todo, su uso con moderación y en manos de profesionales no nos tiene que traer consecuencias negativas; su beneficio ya lo sabemos: se reducirán las arrugas causadas por la musculatura facial y parecerás más joven.

Sin duda, hábitos de vida saludables, vida sana, alimentación sana, protección solar adecuada…son factores que harán que el envejecimiento de nuestra piel sea menor y repercutirán en beneficio de nuestra salud, sin recurrir a artificios, tú decides.