Depilación con cera caliente

Uno de los métodos más utilizados para eliminar el vello del cuerpo es la depilación con cera caliente, que tiene como aspecto más positivo el hecho de que el pelo arrancado con la cera tarda bastante en aparecer, en comparación con otros métodos. Es el método “tradicional” más extendido y conocido por mujeres y hombres, contando también con la ventaja que se puede aplicar prácticamente en la totalidad de vello corporal; desde el bikini, las piernas, hasta las axilas e incluso las cejas pueden ser los lugares en donde se realice este procedimiento en el cual se busca eliminar de forma semi permanente el vello del cuerpo. Como desventaja evidente es el dolor que produce.

Depilación con cera tibia

En la última década se introdujo también (gracias sinceras a los inventores!) la cera fría, bien sea en forma de bandas de usar y tirar, bien en forma de roll-on recargables. La principal ventaja de este método es la facilidad de uso, sin tener que recurrir a una esteticista para llevarla a cabo. La otra ventaja es que, aunque dolorosa, no lo es tanto como la cera caliente, aunque tampoco es tan eficaz y si se te escapan pelos es preferible eliminarlos manualmente que no pasar una y otra vez la cera, pues la piel se acaba irritando.

depilacion

Ventajas de la depilación con cera

Esta se diferencia del afeitado tradicional en la forma en la que se elimina el cabello ya que con el depilado en cera se quita completamente desde la raíz a diferencia de la depilación con cuchilla de afeitar, en donde la raíz queda y hace que el cabello crezca con más rapidez.

La depilación con cera se puede realizar en diferentes lugares ya sea que se ponga en la mano de un profesional como por usted mismo en su propio hogar ya que existen farmacias en las que se pueden comprar las ceras o incluso los kits que permiten poder realizar este proceso en su propia casa.

Inconvenientes de la depilación con cera

Este proceso puede ser uno de los más doloroso a la hora de eliminar el vello corporal y por lo tanto las personas que lo realicen deben saber soportar el dolor al que se verá expuesto el cuerpo sobre todo por el hecho de que además la cera con la que se realiza el proceso se mantiene caliente para que no se endurezca y puede llegar a quemar a las personas al momento de tener contacto con la piel.

A la hora de realizar este procedimiento hay que tener en cuenta que la piel se deben preparar para evitar que sufran complicaciones ya que lo principal es evitar en lo más posible que puedan suceder ciertos problemas que lleguen a irritar a la piel. Por lo tanto antes de realizarse una depilación hay que tener en cuenta que se debe exfoliar la zona previamente para que de esta forma se vayan eliminando la piel muerta que se acumula como también se debe esperar que los vellos sean lo suficientemente largos para evitar hacerlo de forma continua.

Realizar este procedimiento de manera constante puede ocasionar que la piel se irrite y se inflame, de igual forma puede suceder una infección de la piel conocida como la funiculitis que se genera por una infección en los poros abiertos o en tal caso una inflamación de estos. Esto puede provocar manchas rojas en la piel que después se llenan de pus. De esta manera es recomendable que las personas que cuenten con una piel sensible puedan verse afectadas con uno de estos resultados adversos de la depilación ocasionando que la piel sufra un daño en su estructura.

Depilación láser

La depilación láser ha cobrado mucho auge en los últimos años y es un método indicado para aquellas personas que quieren lograr una depilación permanente. El funcionamiento de la técnica se debe a la utilización de un láser de alta intensidad que destruye el bulbo piloso en fase de crecimiento, sin dañar las células cercanas. Normalmente se necesitan varias sesiones para lograr que el pelo no vuelva a salir.

Al igual que la cera, este tipo de depilación se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo. La sesiones de laser en una misma zona del cuerpo se suelen hacer cada 1-3 meses, ya que es el tiempo que más o menos tarda en volver a generarse pelo en los folículos pilosos y entonces es cuando se pueden destruir. Dependiendo de varios factores (tipo de piel, cantidad de pelo, zona a depilar..) se puede tardar de 6 a 10 sesiones en acabar definitivamente con el vello corporal.

Como ventaja añadida frente a la depilación con cera, es que la utilización del láser estimula la formación de colágeno en la piel, con lo cual estará más suave y elástica  y tendrá un aspecto más joven.

El único inconveniente frente a los otros tipos de depilación es que no es fácil hacerlo en casa: una máquina depilatoria láser profesional tiene un coste muy alto y debe ser utilizada tan sólo por profesionales, mientras que los aparatos domésticos tienen una funcionalidad limitada. Si desea conocer más sobre la depilación laser  y otros tratamientos de salud, no dude en consultar a un profesional del sector.