Revista Salud, consejos y noticias para una vida sana

Magazine Revista Salud, información y consejos para una vida sana

Etiqueta: dolor de estomago

Helicobacter pylori , todo lo que debes saber

Qué es Helicobacter pylori

El Helicobacter pylori es una bacteria que se aloja en la mucosa del estómago y que es la responsable del 90% de las úlceras gástricas y del 90% de los casos de halitosis (mal olor de la boca), además de provocar acidez, gastritis y dolor abdominal. Sin embargo, no hay que olvidar que esta bacteria es una de las casusas principales del cáncer de estómago o cáncer gástrico.

“Aproximadamente el 50% de la población es portador de esta bacteria, sin embargo, solo entre el 10-15% de la población afectada desarrollará una enfermedad relacionada con el Helicobacter pylori” afirma el Dr. Gonzalo Guerra Flecha, fundador y especialista en aparato digestivo de CMED. “No hay que alarmarse, solo hay que estar atento a síntomas recurrentes como acidez, dolor abdominal, gastritis, náuseas y vómitos y heces muy oscuras o negras, y acudir a la consulta de un especialista para que le hagan las pruebas necesarias para saber si se está infectado por la bacteria” dice el Dr. Guerra.

El cáncer de estómago es el responsable de más de 5.000 fallecimientos anuales en nuestro país, afectando más a hombres que a mujeres, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica. Además, cada año se diagnostican casi 8.000 nuevos casos.

Las causas principales de este tipo de cáncer son el Helicobacter pylori; una alimentación inadecuada en la que haya un abuso de salazones y embutidos y escasez de frutas y verduras; el tabaco; predisposición genética por herencia familiar; y otras patologías previas como son la gastritis crónica, la anemia perniciosa o los pólipos gástricos.

 

Helicobacter pylori sintomas

La mayoría de las personas con infección por H. pylori nunca presenta signos ni síntomas. No está claro por qué ocurre esto, mas puede que algunas personas nazcan con una resistencia mayor a los efectos nocivos de H. pylori.

Ejemplos:

  • Dolor o bien ardor en el abdomen
  • Dolor abdominal más agudo con el estómago vacío
  • Náuseas
  • Pérdida de hambre
  • Eructos usuales
  • Hinchazón
  • Adelgazamiento involuntario

 

Tratamiento Helicobacter pylori

Si las pruebas determinan que hemos contraído la helicobacter pylori, hay que percibir tratamiento. Frecuentemente, la pauta más empleada es la conocida como ‘triple terapia’. Este método terapéutico combina un inhibidor de la bomba de protones, como el omeprazol, o bien la ranitidina, con antibióticos diferentes, que acostumbran a ser la amoxicilina, la claritromicina o el metronidazol.

El tratamiento debe durar cuando menos quince días y la respuesta a este, como los resultados, deben ser monitorizados con un nuevo test del aliento realizado desde las cuatro a ocho semanas de la finalización del mismo.

 Dieta Helicobacter pylori

La idea de que un tratamiento basado en la dieta podría reducir infección por Helicobacter pylori  y aliviar la gastritis, retrasar o bien prevenir el desarrollo de cáncer gástrico es atrayente desde múltiples puntos de vista, incluyendo su costo, la tolerancia al tratamiento y aceptación general. El tratamiento farmacológico actual es a base de antibióticos y otros fármacos pero, en los últimos tiempos, hay un aumento de resistencia a los antibióticos, por eso, la dieta puede ser de gran ayuda en el tratamiento de este género de infección.

De manera frecuente me preguntan «¿qué alimentos comer cuando se tiene gastritis o bien una infección por  H pylori?» así que este artículo va dirigido a todas esas personas que procuran soluciones naturales para prevenir o bien ayudar a progresar la eficacia de los tratamientos habituales.

¿Qué comestibles se deben eludir?

Todos los comestibles que irritan el estómago o favorecen la inflamación como: los aceites vegetales refinados, gluten, leche y lácteos, alimentos azucarados, bollería industrial, hidratos de carbono procesados, alimentos salados, fritos, encurtidos y conservas en vinagre, comestibles ahumados, comestibles en escabeche, café y bebidas con cafeína, bebidas alcohólicas, bebidas con gas, alimentos ácidos como los cítricos y el tomate, vinagre, carnes procesadas, alimentos picantes o muy condimentados, todos han de ser limitados o eliminados de la dieta cuando se tiene una infección por H. pylori.

En algunas personas (no todas) los síntomas simplemente no van a desaparecer a menos que eviten dichos comestibles, incluso tras haber erradicado la infección por H. pylori.

Aparte de continuar una dieta saludable, es esencial mantener un peso saludable y no fumar. Todas las formas de tabaco han de ser evitadas totalmente.

¿Qué comestibles se deben favorecer?

La mejor dieta es aquélla rica en frutas frescas y verduras, hierbas aromáticas y especias no picantes. Se han probado científicamente las propiedades antibacterianas de muchos alimentos y existen estudios sobre muchos de ellos. Y, aunque el tratamiento dietético no da resultados milagrosos inmediatos, continuar de forma frecuente una dieta saludable dejará conseguir resultados positivos en la exterminación o control de la infección de Helicobacter pylori y la gastritis.

Verduras:

  •     Ajos (también se puede tomar en forma de suplemento)
  •     Alcachofas
  •     Algas (sin aditivos químicos)
  •     Berros
  •     Boniatos (los comestibles ricos en carotenos también asisten)
  •     Calabacín
  •     Calabaza
  •     Cebollas
  •     Coles (todas: kale, col rizada, col china, coles de Bruselas, etc.)
  •     Coliflor
  •     Brócoli
  •     Brotes de brócoli (muy potente contra el H. pylori, asimismo se vende como suplemento)
  •     Daikon
  •     Espárragos
  •     Jugo de col (muy eficaz contra la gastritis)
  •     Moringa
  •     Puerros
  •     Patatas hervidas
  •     Rúcula

Frutas:

  •     Arándanos (o jugo de arándano)
  •     Bayas (por servirnos de un ejemplo, moras, frambuesas)
  •     Cranberry y jugo de cranberry – la fruta más eficiente contra el H. pylori
  •     Manzana
  •     Papaya – contiene un enzima llamado papaína que ayuda a prevenir o bien sanar enfermedades como el reflujo gástrico, úlceras estomacales y artritis.

Cereales integrales:

  •     El consumo de una dieta rica en fibra dietética de cereales integrales ayuda en la prevención de úlceras y en su sanación más veloz cuando ya se tiene una.
  •     Arroz integral
  •     Quinua

Alimentos fermentados: Los probióticos naturales presentes en los comestibles y bebidas fermentadas tienen la capacidad de resguardar frente a las enfermedades digestibles provocadas por  H. pylori.

  •     Chucrut
  •     Kimchi
  •     Miso
  •     Tempeh
  •     Umeboshi
  •     Yogur y kéfir (no lácteos si no se pueden tolerar éstos)
  •     Probióticos que incluyan cepas de Lactobacillus, acidophilus, bifidobacterias y/o la diastasa Saccharomyces boulardii.

Grasas:

  •     Aceite de coco
  •     Aceite de oliva virgen

Especias: Ciertas especias y hierbas aromáticas tienen un alto poder antibacteriano.

  •     Canela
  •     Cúrcuma
  •     Jengibre
  •     Orégano
  •     Tomillo

Dulces: La miel posee actividad antimicrobiana y se ha empleado para curar muchas infecciones de la piel. Consumir diariamente una pequeña cantidad de uno de estos géneros de miel ayuda a reducir la infección de H.pylori.[9]

  •     Miel de Roble
  •     Miel de Manuka
  •     Miel de Bosque
  •     Miel de Bosque con Propóleo

Proteínas: Los alimentos grasos retrasan el vaciado del estómago y favorecen la inflamación del estómago. Para evitar peligros, consumir proteínas magras:

  •     Aves: pollo, pavo
  •     Pescado
  •     Legumbres: (garbanzos, lentejas, alubias)

¿De qué forma incluir estos comestibles en su dieta frecuente?

Cada persona responde de forma diferente al tratamiento dietético de ahí que, el consumo de estos alimentos no puede asegurar la erradicación de la infección por H. pylori pero asisten a combatirla. Es importante recordar que todos estos comestibles tienen numerosas propiedades para la salud:

  •     Beber un tanto de jugo de cránberry o bien de arándanos por la mañana.
  •     Incorporar una cucharadita de canela de Ceylán a su batido de frutas.
  •     Comer un tanto de ajo crudo (no si usted está tomando fármacos anticoagulantes), se puede machacar y hacer un aliño para comer con las ensaladas o la verdura.
  •     Tomar una cucharadita de aceite de coco biológico por la mañana y de noche.
  •     Tomar una cucharadita de miel de roble o de manuka por la tarde (quizá no pueda tomarla si es diabético).
  •     Agregar el aceite de oliva virgen o bien aceite de coco crudo a los purés de verduras.
  •     Aderezar la ensalada con aceite de oliva virgen y vinagre de sidra de manzana.
  •     Añadir la cúrcuma y canela a sus recetas.
  •     Comer brócoli (col o bien coliflor) por lo menos tres veces por semana, aliñar con aceite de oliva virgen, vinagre de sidra de manzana o/y ajo crudo majado.
  •     Agregar brotes de brócoli  a la ensalada.
  •     Tome 2 o tres tazas de infusión de manzanilla al día, en vez de café.

Suplementos y fitoterapia:

Aparte de estos alimentos, la mayoría fáciles de hallar en tiendas y supermercados, existen suplementos alimentarios y fitoterapia que son útiles para combatir al Helicobacter pylori.

  •     Manzanilla
  •     Regaliz (no apto para personas con la presión arterial alta)
  •     Moringa
  •     Jengibre
  •     Lapacho
  •     Té Konbucha (té fermentado)
  •     Tomillo

Suplementos:

  •     Goma almáciga de masilla de Chíos (mastic gum Xios) – es muy eficaz en el tratamiento del H. pylori en humanos
  •     Propóleo natural
  •     Aceite de orégano
  •     Extracto de semillas de pomelo

Helicobacter pylori en niños

¿Qué es el Helicobacter pylori (H. pylori)?

El H. pylori es una bacteria con forma de espiral que se halla en el estómago y que (junto con la secreción de ácido) daña el tejido estomacal y duodenal, y causa inflamación y úlceras pépticas. El H. pylori causa la mayor parte de las úlceras.

Ilustración del tracto digestible de un adolescente
Haga clic en la imagen para ampliarla.

¿Cómo causa daño el H. pylori?

Se cree que la manera y peculiaridades del H. pylori causan el daño que deriva en úlceras.

Debido a su forma y a la forma de moverse, la bacteria puede penetrar la mucosa protectora del estómago, donde genera la inflamación. La inflamación hace que las células estomacales sean más susceptibles a los efectos dañinos del ácido y la pepsina, y esto deriva en la capacitación de llagas o úlceras en el estómago o bien duodeno (primera una parte del intestino delgado).

Por motivos que no se entienden totalmente, el H. pylori también puede alentar al estómago a fin de que produzca más ácido.

¿Cuáles son las causas de una infección por H. pylori?

Los investigadores no conocen las causas que llevan a que ciertas personas desarrollen H. pylori. Se piensa que el H. pylori se transmite por vía oral de una persona a otra a través del contacto cercano (al besar) o través del contacto fecal-oral. La mayor parte de las personas están expuestas a esta bacteria durante la infancia.

¿Cuáles son los síntomas del H. pylori?

Los siguientes son los síntomas más comunes del H. pylori. No obstante, cada persona puede probar los síntomas de forma diferente.

Una vez producida la infección con H. pylori, se puede desarrollar gastritis (una inflamación del revestimiento del estómago). Sin embargo, la mayoría de las personas jamás tendrá síntomas ni problemas relacionados con la infección. Cuando se presentan síntomas, pueden incluir los siguientes:

Malestar abdominal, el que puede

causar dolor sordo y persistente

presentarse de dos a tres horas tras comer

aparecer y desaparecer durante múltiples días o bien semanas

generarse en medio de la noche cuando el estómago está vacío

aliviarse al comer o bien tomar medicamentos antiácidos

Pérdida de peso

falta de apetito

hinchazón

eructos

náuseas

vómitos

Los síntomas de H. pylori pueden asemejarse a los de otros trastornos y problemas médicos. Consulte con el médico de su hijo para conseguir un diagnóstico.

¿De qué manera se diagnostica el H. pylori?

Aparte de un examen e historia clínica completos, otros exámenes pueden incluir los siguientes:

Exámenes de sangre. Estas pruebas identifican anticuerpos que señalan la presencia de la bacteria.

Análisis de heces. Esta prueba identifica evidencias de la bacteria en las heces.

Exámenes del aliento. Esta prueba determina la presencia de carbono tras beber una solución que contiene urea. La presencia de carbono indica la liberación de ureasa del H. pylori.

Análisis de tejidos. Se extrae tejido durante una endoscopia. La endoscopia o EGD es un procedimiento que deja que el médico observe el interior del esófago, el estómago y el duodeno. Un cilindro delgado y flexible con luz, denominado endoscopio, se introduce por la boca y la garganta, luego por el esófago, el estómago y el duodeno. El endoscopio permite al médico observar el interior de esta área del cuerpo, como introducir instrumentos a través del endoscopio para tomar muestras de tejido con el fin de realizar biopsias (si fuera necesario). Este tejido se usa para lo siguiente:

detectar la presencia de la enzima ureasa;

examinar la bacteria presente bajo microscopio;

empezar una prueba de cultivo para desarrollar más bacterias a fin de examinarlas.

Tratamiento del H. pylori

El médico de su hijo determinará el tratamiento concreto según lo siguiente:

la edad, el estado general de salud y la historia médica de su hijo;

la magnitud de la enfermedad;

la tolerancia que su hijo tenga a ciertos fármacos, procedimientos o bien terapias;

las esperanzas para la evolución de la enfermedad;

su opinión o bien preferencia.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

Antibióticos para suprimir la bacteria;

Medicamentos para eliminar la producción de ácido, incluidos lo siguientes:

Bloqueadores H2. Estos medicamentos reducen la cantidad de ácido que genera el estómago al bloquear la histamina, un potente estimulante de la secreción de ácido.

Inhibidores de la bomba de protones. Estos fármacos bloquean por completo la producción de ácido al cancelar la bomba de ácido del estómago, que es el paso final de la secreción de ácido.

Protectores del revestimiento del estómago. Protegen el revestimiento del estómago del ácido y asisten a quitar las bacterias.

remedios caseros contra dolor de estomago

Remedios caseros para aliviar el dolor de estómago

El dolor de estómago no es realmente una enfermedad, sino un síntoma que aparece como consecuencia de diferentes enfermedades o sensibilidades ante ciertos tipos de estímulos. El dolor de estómago, en normas generales, suele venir acompañado de inflamación, gases y sensación de acidez, pero estos pueden variar según cuál sea el origen de los mismos.

Muchos de los casos de dolor de estómago guardan cierta relación con las intolerancias alimentarias, pero de igual manera pueden ser el resultado de grandes cantidades de alimentos, o alimentos que no son los más apropiados para el organismo. En una menor incidencia estos males se producen por una infección del aparato digestivo. También el dolor de estómago puede ser producido por causas inorgánicas como el estrés y la ansiedad.

remedios caseros para dolor de estomago

Pero dejando a un lado la posible causa del dolor de estómago, siempre querremos encontrar una solución rápida y oportuna para poder aliviar esta dolencia lo antes posible. Afortunadamente, gracias a las cualidades de algunos ingredientes naturales, se puede preparar una serie de remedios caseros que nos permiten tratar el dolor de estómago con ingredientes que probablemente ya tengamos en nuestras cocinas. Aquí te dejamos algunos de los más populares:

  1. Infusión de jengibre y limón:

El jengibre tiene una raíz ampliamente conocida en todo el mundo gracias a sus poderosas propiedades que abarcan prácticamente cualquier solución para cualquier tipo de mal. Pero lo más importante aquí es que la raíz de jengibre tiene una potente acción antiinflamatoria y digestiva. Consumir una taza de té de jengibre con limón hará que se reduzca la hinchazón abdominal, que se alivien los mareos y que se calme la sensación de dolor que tengamos. Además, el limón ayudará también a que se controle la acidez en nuestro estómago.

  1. Agua de arroz:

El agua de arroz contiene grandes cantidades de fibra y de antioxidantes, por lo que se promueve la eliminación de las toxinas para que se pueda mejorar el funcionamiento gastrointestinal. Es una bebida bastante saludable que hará que tu digestión mejore notablemente mientras se protege el revestimiento de tu estómago antes las úlceras. Además es un buen remedio en caso de que padezcas diarrea o cualquier otro malestar estomacal.

  1. Infusión de manzanilla:

Desde hace siglos se conoce que la manzanilla cuenta con fantásticas propiedades digestivas, por lo que ha sido utilizada desde la antigüedad precisamente para atender todos los males que aquejan el aparato digestivo de las personas. Una infusión de manzanilla es una bebida que cae muy suave en el estómago y notablemente contribuye en el proceso de reducir la hinchazón, disminuir las flatulencias e incluso llevar la tensión de una persona a parámetros normales.

remedios caseros contra dolor de estomago

Prueba el remedio casero que te vaya mejor y consúmelo hasta que ya haya pasado el dolor de estómago, pero debemos recordarte que no es recomendable combinar estos remedos ya que se podrían producir efectos contrarios y de la solución potencial nacería un problema.

Con la colaboración de Revista Salud

Creación de páginas web Por Explotación Web