Tintes y cancer de mama

Un estudio realizado por la Universidad de Rutgers en los Estados Unidos ha determinado que el uso de ciertos productos para el cabello puede llegar a causar cáncer de mama en las mujeres, esto se debe al hecho de que estos cuentan con una serie de químicos que pueden fomentar la aparición de células cancerígenas en el cuerpo. Productos como los tintes e incluso la queratina pueden llegar a aumentar el riesgo de que las mujeres sufran de esta enfermedad. Sobre todo por el hecho de que esta probabilidades pueden aumentar en las mujeres, dependiendo del tono de piel.

El riesgo de desarrollar el cáncer no se ve ligado solamente al uso de ciertos materiales químicos sino que  también influyen muchos otros factores, desde que pueda ser causa de un  problema genético que se puede heredar, hasta  la edad de la primera menstruación de una mujer. De igual manera ciertos productos farmacéuticos como las pastillas anticonceptivas y las terapias de reemplazo hormonal pueden ser uno de los principales factores para que esta enfermedad aparezca, a este también se le ve agregado el alcohol, el tabaco y drogas.

Aunque existen evidencias que pueden contradecir el hecho de que algunos productos pueden ocasionar el cáncer en las mujeres o aumentar las probabilidades de que este aparezca, estos datos provienen más que todo de la  utilización de animales en la demostración de estos experimentos y en algunas poblaciones de personas que utilicen con frecuencia el tinte para el cabello, pero los resultados de estos últimos estudios han dado resultados que son mixtas.

tintes y cancer de mama

Color de piel y cáncer de mama

En las mujeres el cáncer de mama puede ser una de las principales causas de muerte encontrándose en el segundo lugar. En un estudio realizado a unas 4.285 mujeres por el Instituto de Investigación de Salud Del Círculo de Mujeres, se ha logrado determinar que una de las principales en padecer esta enfermedad son las mujeres de tez oscura. En este estudio las participantes tenían una edad que variaba entre los 20 a los 75 años de edad en donde al menos 2.280 mostraron padecer de cáncer de mama entre ellas el mayor porcentaje era de mujeres de raza negra en comparación con las de raza blanca que tenían un porcentaje menor.

En este estudio se le tomó importancia a la dieta y etnias de las mujeres y sobre todo al lugar y costumbres de las cuales provenían. Estos buscaban contar con una relación entre los tintes de cabello con el cáncer de mama en donde se llegó a revelar que si existen unos lazos significativos entre el uso de los productos de cabello y la posibilidad de contar con esta enfermedad y este era diferente para las mujeres de diferentes razas ya que se determinó que los tintes oscuro tienen más relación con la enfermedad mientras que para las mujeres de tez blanca el uso de alisadores y tintes aumentó el riesgo de que esta enfermadad pudiera aparecer creando una base de que el uso constante de estos productos podría ser perjudicial para la salud.